Ana Laura Quintana es una diseñadora de interiores argentina que le fascina materializar sus diseños en vidrio. Lo descubrió aprendiendo a restaurar antigüedades  y desde entonces es su medio de expresión.

  Pâte de verre es su técnica preferida por sus cualidades esculturales, pero por sobre todo por que le fascina experimentar con la pasta de vidrio, tratando de encontrar modos diferentes de trabajarla que los tradicionales.

  Hoy en día crea cuencos de vidrio, que los materializa como si trabajase con un género, a través de una técnica que inventó, en la cual no usa moldes como en el casting. El resultado son piezas muy delicadas, que tienen la espontaneidad del momento dado por pliegues y formas naturales. Estos también pueden flotar y producir armoniosos sonidos al chocar unos con otros.

  Siempre diseña usando lineas curvas, formas redondas, esferas, que nos conectan con la naturaleza, dan la sensación de contención, sugieren amor y armonía.